El Resplandor de la Nube

1/06/2016

¿Puede la totalidad de la mente estar en completo silencio? (…). El silencio es indispensable. Cuando miramos una nube y el resplandor de la nube en ella, si la mente se encuentra parloteando, vagando, especulando o verbalizando no puede ver la belleza de la nube.

93905044 300x187 El Resplandor de la Nube

La mente estará quieta si uno ha descartado el control (…). En ese silencio de la mente no existe el tiempo. (…). En ese silencio no existe el observador ni la experiencia, sino solo esa cualidad de completo y total silencio. En ese silencio la puerta está abierta. Lo que hay más allá de la puerta es indescriptible, no puede ponerse en palabras.

Morir Internamente

21/11/2015

¿Puede uno morir psicológicamente para todo cuanto ha conocido? Morir para sus apegos, su dependencia, terminar sin argumentaciones, sin racionalizar, sin tratar de encontrar caminos y medios para eludir el hecho. ¿Sabes qué significa morir, no en lo físico, sino psicológicamente, internamente? Lo cual quiere decir poner fin a lo que tiene continuidad: poner fin a la ambición, porque eso es lo que va a ocurrir cuando mueras. Uno no puede llevar consigo su ambición y sentarse junto a Dios. Cuando uno muere de verdad, debe poner fin a tantas cosas sin un solo argumento.

Puesta de sol 300x225 Morir Internamente

 

¿Puede uno descubrir entonces cómo vivir ahora, hoy, una vida en la cual exista siempre un terminar para todo cuanto haya comenzado? No en la oficina, por supuesto, sino internamente; poner fin a todo el conocimiento acumulado: siendo el conocimiento sus experiencias, sus recuerdos, sus ofensas, su modo comparativo de vivir, comparándose siempre a sí mismo con alguien. Poner fin a todo eso cada día, de manera que al día siguiente la mente esté fresca y joven. Una mente así nunca puede ser lastimada, y eso es inocencia.

Uno ha de descubrir por sí mismo qué significa morir. Entonces no hay miedo, entonces cada día es un nuevo día de modo que la mente y los ojos vean la vida como algo totalmente nuevo. Eso es eternidad. Es la cualidad de la mente que ha dado con este estado intemporal porque supo qué significa morir cotidianamente para todo cuanto estuvo acumulando durante el día.

 

Vivir completamente

9/02/2015

Si usted supiera que está a punto de morir,  ¿qué haría? ¿Puede vivir una hora completamente -vivir un día, una hora- como si fuera a morir en la hora siguiente? Entonces, al estar viviendo plenamente en esta hora, hay una vitalidad enorme, una tremenda atención a todas las cosas.

165204847 300x187 Vivir completamente

Uno mira surgir la vida, la lágrima, percibe la tierra, la cualidad del árbol. Percibe el amor que no tiene continuidad, ni propósito. Entonces, en esta atención, descubre que el “yo” está ausente. Es solo así que la mente, al estar vacía, puede renovarse a sí misma.

La meditación es sencilla

26/06/2014

La meditación es realmente muy sencilla. Nosotros la complicamos. Tejemos alrededor de ella una telaraña de ideas -de lo que es y de lo que no es.  Por ser tan sencilla es por lo que nos evade, porque nuestras mentes son tan complicadas e insensibles por el paso del tiempo.

Pero la meditación surge natural, mientras se camina por la arena de la playa, o cuando se mira a través de la ventana, o mientras uno ve las colinas quemadas por el sol del reciente verano.

1611881907 300x225 La meditación es sencilla

Si caminamos solos en medio de la montaña o en el bosque, en esa soledad sabemos lo que es la meditación. El éxtasis de la soledad surge cuando uno no tiene miedo de estar solo – cuando no se pertenece a las cosas del mundo o se está apegado a cosa alguna.

Entonces, al igual que esa alborada que surgió esta mañana, el silencio surgirá también serenamente y dejará una estela dorada a su paso, la cual existía al principio, existe ahora y existirá siempre.

El cerebro quedó silencioso

29/01/2014

Era una hora de quietud y el torrente aún estaba dormido. Había una débil luz lunar y los cerros estaban oscuros, destacando sus formas frente al pálido cielo. No soplaba brisa alguna y los árboles permanecían quietos y brillaban las estrellas.

Mirando a través de la ventana, el cerebro estaba intensamente vivo y sensible, y la meditación se tornó por completo diferente; algo a lo que el cerebro no podía enfrentarse. Por lo tanto, este se replegó sobre sí mismo y quedó silencioso.

fg1 300x225 El cerebro quedó silencioso

Las horas que precedieron al amanecer parecían no haber existido y cuando el sol surgió sobre las montañas, y las nubes atraparon sus primeros rayos, sólo había asombro en medio de tanto esplendor.